ANILLOS DE ACERO PARA COMPRESIÓN CON UN ESPESOR RADIAL DE PARED REDUCIDO

MAHLE Clevite Inc. se encuentra en una transición de tecnología de los juegos de anillos MAHLE Original, sustituyendo el anillo de primera ranura comúnmente fabricado de hierro fundido  para un anillo fabricado de acero al carbono. Sus ventajas incluyen ser un 35% más fuerte, 30% más ligero y brinda el doble de resistencia al desgaste lateral, el cual es un problema muy común en los últimos modelos de motores.

MAHLE es un socio desarrollador e inno­vador de la industria automotriz con instalaciones para investigación y desarrollo de los mismos.

Debido a que el acero es 35% más fuerte que el hierro fundido, podemos alcanzar la misma tensión del anillo pero con un 30% menos en su peso. La reducción del peso se logra reduciendo el espesor radial de la pared del anillo de acero.

El resultado final es un anillo más ligero, lo que lo hace muy efectivo a altas RPM, más fuerte – por lo que resiste mucho mejor el abuso de los motores, además de sellar mejor ya que la reducción en su espesor radial de pared le permite ajustarse mucho mejor a la pared del cilindro.

 Habiendo dicho todo esto, hay una explicación adicional necesaria cuando se trata de la tolerancia posterior del anillo – esa área detrás del anillo, que es calculada restando el espesor radial de la pared de la profundidad de la ranura del pistón. Por ejemplo; si tenemos un espesor radial de la pared de .170” y una profundidad de la ranura de .195”, la tolerancia posterior será de .025”. La reducción del espesor radial de la pared en los anillos de reemplazo de acero al carbono incrementa dicha tolerancia debido a que están dentro de ranuras diseñadas para anillos de hierro fundido con un espesor radial de pared mayor.

Esto ha sido un criterio bien aceptado para los pistones/anillos en la ingeniería de diseño, que para obtener un óptimo rendimiento, la tolerancia trasera del anillo debe ser diferente. Esto viene del hecho de que el primer anillo, o de compresión, necesita la presión de los gases de la combustión detrás de él para empujarlo hacia afuera y mantener un sellado adecuado para la alta presión o el ciclo de combustión. La lógica nos decía que entre más pequeña fuera la tolerancia, más rápido la presión podía empujar al anillo y más rápido el anillo podía reaccionar a sus requerimientos de sellado. Esa lógica es buena, sin embargo ¿Qué pasa con la realidad del concepto?

Desde que MAHLE realiza la ecuación de ambos componentes – anillos y pistones, nuestro centro de investigación y desarrollo para los anillos MAHLE, hizo pruebas en conjunto con uno de nuestros clientes de Equipo Original para ver si las pruebas en motores podrían decirnos cual debía ser la tolerancia posterior correcta. Lo que nuestro centro de investigación y desarrollo encontró, verdaderamente sorprendió a la mayoría de nosotros. El motor no era tan sensible a la tolerancia posterior como lo es para la tolerancia lateral.

La razón era que los gases tienen que pasar por la parte superior del anillo, con el fin de llegar a la parte trasera y empujarlo. Cuando reducimos la tolerancia lateral a menos de 0.001”, el anillo se comporto muy inestable, incluso a rotaciones normales vibraba, lo que indicaba una fuga incrementando dramáticamente más allá de la cara del anillo. Cambiando la tolerancia posterior no mostró nada positiva o negativamente en cualquier dirección. Nos dimos cuenta de que todo era por tener la tolerancia lateral suficiente para permitir el flujo de los gases de vuelta a la parte trasera del anillo, ¡sin importar que tanta tolerancia posterior teníamos!

En resumen, puede reemplazar los anillos de hierro fundido por acero al carbón, obtenga todos los beneficios de los que hemos hablado en este boletín y este tranquilo ya que ¡hemos hecho nuestra tarea en la parte de ingeniería¡

Por otro lado, para tranquilidad de nuestros distribuidores, tiendas de repuestos, rectificadores, y técnicos de ensamblaje de motores, que al migrar hacia la nueva tecnología de anillos de alto rendimiento MAHLE, tienen total respaldo de nuestra fabrica en términos de nuestra reconocida garantía a la calidad del producto.