La FIA dio a conocer las nuevas regulaciones para la temporada 2018.

Cuando se anunciaron las modificaciones al reglamento en la temporada 2017, la gran mayoría de los pilotos externó su inconformidad debido a las modificaciones que serían aplicadas a los monoplazas, situación que le exigiría mayor condición física a la hora de correr. Sin embargo, durante el campeonato pasado se pudieron establecer nuevos récords de velocidad, por lo que la FIA anunció que continuaría con estas mejoras durante la temporada 2018. 

T-Wing   

Quizá fue el cambio más significativo de la temporada pasada, ya que el T-Wing( (alerón en forma de T) le permitió a las escuderías utilizar aerodinámicamente la carrocería por delante del alerón trasero, y aunque al inicio causó algunos problemas, posteriormente se consagró como un aditamento altamente productivo. 

Sin embargo para la temporada 2018, la FIA anunció que tanto las aletas de tiburón como las T-Wings, no podrán utilizarse debido a que algunas escuderías se beneficiaban más que otras, por lo que los monoplaza tendrán que adoptar cubiertas de motor más convencionales para el arranque del campeonato.

Halo  

 Una de la innovaciones para la temporada 2018 sin duda será la introducción del dispositivo de seguridad Halo, propuesto desde 2015. Su diseño consiste en un larguero central que sostiene un aro que transcurre alrededor de la cabeza del piloto. 

La instalación de este dispositivo ha generado bastantes problemas para los diseñadores, ya que una de las metas principales es mantener lo más bajo posible el peso del vehículo. 

Para la temporada 2017, el peso mínimo del monoplaza se estableció en 728 kilogramos, con unos neumáticos y carrocería más anchos y con un incremento en el tanque de combustible. Ahora, para 2018, los diseñadores han recibido seis kilogramos más para distribuir en el coche.

Suspensión

Durante el campeonato pasado, la polémica giró en torno a la suspensión de los monoplazas, ya que algunas escuderías jugaban con la altura de ésta para beneficiarse según las características del circuito a correr, por lo que en esta temporada la FIA pedirá a cada uno de los equipos, documentación que demuestre que la altura de manejo no cambie en más de 5 mm.